tecnologia antigua

Algunas antiguas tecnologías imposibles de explicar

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que “los seres humanos de tiempos modernos son los más inteligentes en toda la historia? ¿Acaso en el pasado no existían antiguas tecnologías usadas en el día a día?

Antiguas tecnologías que te dejaran con la boca abierta

Y es que cuando hablamos de hombres primitivos de hace cientos de años, pensamos en un montón de idiotas que iban en grupo. Pero, ¿Cuán cierto es eso? Los historiadores y arqueólogos se están encargando de desmentir este pensamiento.

La mágica copa “tecnicolor”

La copa de Licurgo sigue dando vueltas en el Smithsonian y quizás te preguntes que tiene de extraordinario un tazón que hoy todos tenemos en un lugar de la cocina y lo usamos cuando nos da ganas de tomar una cerveza.

Los científicos no notaron tampoco nada especial hasta que un día lo acercaron a la luz y es que esta se ve verde cuando está iluminada en su parte frontal, pero cuando se ilumina desde atrás, se vuelve roja. En 1990 se intentó descifrar el misterio de la copa y encontraron que la copa estaba llena de oro y plata, con trazas incluso mil veces más delgadas que un cabello humano.

Es decir, esta gente descubrió la nanotecnología, la ciencia que manipula partículas muy pequeñas.

Para ponerte en perspectiva de esta colosal invención producto de la tecnología antigua, ya que para hacer el tazón, tenían que moler el oro y la plata en granos tan pequeños como la arena y fusionarlo con el cristal en algunas proporciones muy específicas para producir estos efectos subatómicos que recién estamos empezando a comprender en ¡las primeras décadas de este siglo XXI!

Por alguna extraña razón, los científicos no se aventuraron a llenar de líquido esta reliquia milenaria, pero en las réplicas computarizadas encontraron que el cáliz también cambia de color.

Para sonrojo del hombre moderno, el cáliz es incluso más eficaz para la detección de diferentes tipos de sustancias en el agua que los sensores más modernos.

Los compases de los vikingos tan buenos como un GPS

Navegar por el océano en la antigüedad era una verdadera osadía porque no tenían GPS y brújulas, así que si querías ir de Europa a las Américas en aquel entonces, había muchas probabilidades de terminar en algún lugar como Madagascar porque en el agua todo se ve igual.

Pero la comunidad científica se halla confundida porque los vikingos eran capaces de viajar en una línea totalmente recta desde Noruega hasta Groenlandia mientras que el resto del mundo remaba en círculos.

En 1948 se halló un antiguo artefacto vikingo en un convento del siglo 11 y la conclusión fue:

¡Una brújula increíblemente avanzada!

Antes de la aparición de las brújulas magnéticas, los antiguos marineros tuvieron que encontrar la ruta usando relojes de sol, el buen tiempo y la dirección por el resplandor de la sombra en un disco.

Como nos podemos imaginar, por la noche o incluso en un día nublado, todo se volvía muy complicado, pero este compás de vikingos, conocido como el disco Uunartoq, se las ingeniaba para que no pasara esto.

Además de ser un reloj de sol muy sofisticado, los científicos encontraron menos de 4 grados de error en su lectura, que es comparable a las brújulas modernas de tu Smartphone.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web